miércoles, 16 de enero de 2013


La edificación del Pasaje Rivas, lejos de ser presuntuosa, es quizás,  una de las pocas manifestaciones arquitectónicas del periodo neocolonial, de arraigo popular que se mantiene incólume hasta hoy.

Por tal motivo, orgullosos de toda una tradición artesanal, de su mercado,  y de su historia, 120 años,  19 de marzo. de 1893

A través de nuestros pasillos ha pasado la historia de Bogotá, la historia de cientos de familias que generación tras generación nos han visitado, la historia mía, y por que no, la de ustedes.  El Pasaje Rivas es de todos los Bogotanos, de los artesanos de todo el país, que traen sus productos típicos al mayor centro de recepción artesanal del país; y también, de los miles de turistas que tienen como reseña en sus guías de viajes e Internet, al Pasaje Rivas, como el lugar más tradicional para visitar y comprar.

Somos parte de la historia de Bogotá y su comercio, con nosotros nacieron Los Pasajes Comerciales, hoy Centros Comerciales. Vestigio del mercado popular aún, con productos de principio del XIX, de los mercados indígenas, como de las regiones más apartadas del país.  Por Fernando Gutierrez